17/12/16. Mondarrain (749m)

Excursión realizada por: Maribel, Pako, Jesús, Enrique, Harmen, Edu, Fern, Pablo, Javier y Rafa

Para cerrar el calendario pusimos una excursión sencilla, buscando que se pudiera realizar en las condiciones que suele hacer en diciembre. La única duda era el paso del puerto de Otsondo, pero no es de los peores del Pirineo, y salvo nevadas terribles llegar a Ainhoa suele ser razonable.

Hay muchas opciones para subir al Mondarrain, por varias vertientes, pero la de Ainhoa permite pasar por otra cumbre principal, el Atxulegi, así como el calvario y el oratorio, alicientes que hacen que al menos al inicio tengas una cima y una escapatoria en caso de mal tiempo.

La salida hicimos por el Este hacia el barrio de Boxate que es mejor subir andando, aunque esté asfaltada la calle, porque al llegar arriba a la pista el acceso es restringido al oratorio de l’Aubepine, donde está el curioso calvario y el viejo cementerio de estelas. Se puede seguir el GR, pero es preferible seguir el cordal y cobrar la cima de Erebi (584m) antes de bajar al collado siguiente.

Nuevamente hay la opción de evitar el Atxulegi o Soporro (614m), esta vez por el GR y la cara Sur, pero es una cumbre importante con gran panorama y un espinazo elegante que merece la pena ascender. El  Mondarrain seguía entre nubes pero al menos acertaron en que no llovía, así que tocaba la bajada importante al collado (443m) confiando en que mejorara.

En el collado hay opción directa de subir a las peñas de Urrezti, que hicieron varios del grupo, aunque es algo más tendido y pausado seguir el GR hasta el collado Zuharreta (568m).

Para ascender a Urrezti (693m) hay un evidente canalón que lleva a la entrada a las escarpadas rocas cimeras. Por el cordal ya fue fácil llegar al collado y afrontar la rampa final al Mondarrain (749m).

Para el retorno obviamos las peñas de Urrezti por un senderillo hasta el collado donde debíamos decidir cómo bajar. Dado que el día iba mejorando y despejando optamos por seguir al Bizkailuze o Gorospil N (707m) y el Gorospil (696m) antes de llegar al collado Gorospil (662m).

Aquí no había señales así que gracias al GPS y la intuición localizamos a la derecha la sendita que llevaba al collado con el Petit Gorospil, donde se encuentra la bajada por la loma de Haizagerri, que fue realmente bonita con excelentes vistas panorámicas (aunque no está muy balizada la salida debe ser muy conocida por los que les gusta la BTT porque he visto a varios bajar por ahí en otras visitas).

La cresta acababa en un prado y una borda, donde nuevamente hubo que buscar con intuición a la derecha la bajada, por mucho que de vez en cuando haya pintura y marcas de la ruta de BTT, se echaron en falta algunas señales más. La salida al carretil de Arnonakoborda fue un poco decepcionante, ya que tras pasar el río, sigue el asfalto durante bastante tramo, evitando seguir a Dantxarinea, optando por bordear las canteras por la izquierda. Aunque hubo algunas pistas, la mejor opción fue volver al asfalto para salir por un nuevo barrio, volviendo al cruce del oratorio y al inicio tras unas 6h de recorrido.

26/11/16. Errozate (1.345m)

Excursión realizada por Fern, Maribel, Edu, Enrique, Jesús y Rafa

Track: mendikat

Fotos: facebook

El Errozate (1.345m) es la típica cumbre que tiene una ruta más corta y sencilla por una vertiente, en este caso la navarra, ya que habitualmente se asciende desde Irati entrando por Orbaizeta al collado Orión, pero existe una ruta más larga que entra por la vertiente francesa y que fue la que elegimos para hacer con el grupo, al ser más bonita, aunque también algo más exigente en desnivel. Esta ruta además permite de forma más sencilla visitar la pequeña gruta de Arpea, que siempre queda a desmano se suba por donde se suba, pero al menos desde esta vertiente tiene sendero de acceso.

Fue casi sorprendente lo fácil que llegamos al punto de inicio, es lo que tiene haber puesto una excursioncita anual por el Pirineo francés más cercano, con las visitas a Baigura, Munhoa, Behorlegi, Etxekortea, Irau… así que bastó tomar el desvío correcto en St-Jean-de-Pied-de-Port a Esterençuby y luego a Béhérobie (337m).

El inicio de la ruta queda al lado del parking de la entrada, siguiendo la señal de source de la Nive, que antiguamente bajaba a ver la surgencia Norte del nacimiento del río, terreno que por desprendimientos y cierto riesgo se ha clausurado, por lo que en un punto ya vimos los hitos y el tronco que se ha dejado para cortar el camino. La senda ya al salir del bosque no tuvo ninguna dificultad de orientación ya que va a media ladera por encima del barranco, aunque sí que tuvimos pequeños neveros algo incómodos.

El único punto que hubo que prestar atención es a la bifurcación con hitos a ambos lados que va a la cueva de Arpea, debiendo tomar la de la izquierda ascendente para remontar las larguísimas rampas de subida al col de Errozate (1.076m), donde ya se ve la cumbre y nos unimos a la ruta que viene de Orión.

31-panorama

Aquí nuevamente encontramos nieve en grandes neveros que no fueron mayor obstáculo para acercarnos a la cima, donde el fuerte viento impidió foto de grupo ya que fuimos llegando con cuentagotas y huyendo rápidamente, no sin disfrutar aunque fuera brevemente del soberbio panorama de cumbres nevadas, presididas por su majestad el Pic d’Orhy (2.017m), monarca absoluto del Irati. En una bajada vertiginosa clavando talones por la nieve nos plantamos en la cabaña de la majada de Errozate donde pudimos refugiarnos y almorzar.

A la bajada en el cruce comentado nos fuimos a visitar la cueva de Arpea, que queda bastante más lejos de lo que parecía, e incluso obligó a subir algo de desnivel hasta la carretera que viene de Organbide, y que es el acceso de los turistas a la cueva. En el final del carretil en una cabaña donde los caballos suelen estar pastando, bastó salir por el senderito junto a la almbrada que llevó a la cueva, bastante más pequeña de lo que se suele ver en las fotos pero en un lugar sorprendente.

La vuelta por la misma ruta nos dejó en el inicio tras casi 7h y más de 1.000m de desnivel acumulado.

 

12/11/16. Guratz (956m)

Excursión realizada por Enrique, Jesús, Iban, Edu, Carmen, Iñaki y Rafa

Track: mendikat (es prácticamente este mismos de mi amgio Santi Usabiaga)

Fotos: facebook

Teníamos prevista la ascensión a las espectaculares Peñas de Itsusi (623m) pero la climatología no acompañaba como para deambular por las sendas escarpadas herbosas que hubieran estado muy delicadas, tras las lluvias del día anterior y la que anunciaban de nuevo en esta jornada, así que improvisé un recorrido que tenía planeado permitiendo revisitar el Guratz ( 956m), cumbre que seguramente de ninguna otra forma hubiera salido en un calendario de nuestro grupo, que busca cimas más exigentes, pero que recompensa con una excelente panorámica de las Malloas.

El punto ideal de inicio es Areso (456m), dado que permite la circular, siendo así más entretenida, ya que siempre se va por terreno nuevo y no hay que desandar. Por el contrario siempre hay la incertidumbre de si algún paso pudiera estar cerrado o los disparos de cazadores que se oían fueran en la zona de paso, lo que hubiera complicado las cosas, pero la jornada no pudo ser más perfecta, dado que calculamos bien el horario para estar de vuelta antes de que empezara a llover.

Vamos con una breve descripción del recorrido. Salimos por la carretera de acceso buscando un camino indicado como Oineztkontzako bidea a nuestra derecha que pasando junto al caserío Etxeberría nos llevó a pasar bajo la autovía A-15. Aquí un buen camino por la izquierda nos remontó sin pérdida hasta el collado al sur de Urtezar (699m) que fue fácil de coronar a la izquierda (N), disfrutando de una interesante vista de Leitza.

De vuelta al collado hay que dejar la pista principal por un camino que ya vimos a la derecha, izquierda de vuelta, para ascender a la loma de Irupagoeta. Desaparecido el camino ascendimos sin senda por la empinada ladera a la cima de dicha cumbre (842m), donde no hay vistas pero sí un hayedo interesante.

En este punto se supone que por la izquierda se nos debía incorporar un PR proveniente de Leitza, pero nos despistamos un poco buscándolo, así que al final lo mejor fue bajar directos de la cima a su vertiente contraria para traspasar la alambrada y buscar la subida a Okabio (864m), donde ya disfrutamos de un panorama en su puesto cementado de caza. Había varias opciones de continuación pero la que se veía mejor fue volver de la cima al mirador de cemento y descender al collado para ir girando levemente a la derecha y coronar el pequeño Axuste (851m), donde volvimos a pasar la alambrada para caminar junto a ella hasta el collado Norte de Guratz (781 m).

La ascensión es más larga a la cima principal pero no reviste complicación teniendo siempre la referencia de la alambrada. Siempre sorprende la salida al campo cimero del Guratz (956m) disfrutando de las emblemáticas Malloas de Aralar justo enfrente.

42-cima-guratz

41-las-malloas

Para el retorno hubo que descender de frente ligeramente a la derecha (SE) buscando alcorzar el camino balizado, que iría por la izquierda al Alto de Uitzi, para pasar la pista de Gorriti, que dejaremos a la izquierda, ascendiendo por la loma al pequeño Añalde (854m) buscando pasos de senda en el bosque y de forma más teórica que real incorporándonos al GR-9, con leves restos en los árboles. Por una pista llegamos al paso sobre Pagozelai, con vista a la gasolinera y carretera, por las que tantas veces habíamos pasado con el coche. Al otro lado ya bastaba girar a la derecha y seguir las marcas de retorno, evitando el ascenso al Uli y Musaio, por la señal que vuelve a Areso por los caseríos y el carretil asfaltado.

Así completamos 5h de bonito recorrido y 800m de desnivel acumulado, antes de las cervecitas de rigor en el pueblo. Una buena forma de salvar la jornada que daban inestable.

29/10/16. Gaziés (2.457m)

Salida realizada por Pako, Maribel, Javier, Fern, Harmen, Pablo, Edu, Iñaki, Mariaje y Rafa

Cuando pusimos esta salida en el calendario en octubre pensábamos que igual había suerte y podíamos disfrutar de preciosos bosques otoñales sin subir mucha cota y que con suerte igual no había nevado y la carretera de la presa de Bious-Artigues seguiría abierta, pero era una de las salidas con más condicionantes del calendario. Curiosamente otras con más probabilidades no se pudieron hacer y esta reunió todos los alicientes para disfrutar de nuestros queridos Pirineos con nuevas cimas, lo cual no es nada fácil a estas alturas.

Fotos: facebook

Track: mendikat

Para poder realizar la circular aparcamos en Bious-Oumette (1.310m) que está en la curva anterior, 1km antes, de Bious-Artigues (1.400m). Así se puede cruzar el río y ascender por la sendita del valle de Aule que ya no tiene pérdida, aunque es empinadilla, sobre todo en la parte inicial por bosque. Empezamos con bastante frío pero enseguida el calor empezó a apretar, sobre todo cuando salimos del bosque y nos empezó a dar el sol sin tener ni pizca de viento.

La ruta ya no tuvo mucho misterio si se han visto fotos del Gaziès (2.457m), porque está claro que es el pico del fondo ligeramente a la derecha. Así que tras pasar cerca del Lac d’Aule la recomendación de todas las reseñas es dirigirse hacia la arista SW, entrando sin llegar necesariamente al col de Turon Garié (2.265m). Aquí la subida fue por varios tramos herbosos empinados sin senda definida hasta la zona rocosa final de ascensión al Gaziès Occidental. Como hay algunas dudas por si acaso recorrimos la arista hasta la cima oriental, aunque no se llevan mucha altura.

Para la bajada volvimos al col de Turon Garié (2.265m) para iniciar su arista que sin revertir dificultad (F) es algo expuesta, aunque con buenos agarres en roca decente, esquivando algo de vegetación eso sí. No se debería recorrer mojada. Antes de llegar al Turon Garié ya mejora y ya no hubo que emplear las manos. La prolongación al Soum d’Aas (2.427m) se hace andando.

En la cima Sur del Aas hay que decidir si tirar para abajo o coronar todavía una última cima, el Pic d’Auliou (2.409 m). Algunos se fueron para abajo pero otros aún tuvimos fuerzas para la empinadísima ladera que lleva a esta última cota de panorama soberbio, como el resto del cordal por otra parte.

Dado que subir al cordal era algo que teníamos pocas ganas, bajamos directos hacia el laguito cerca del que pasa la senda de bajada normal, aunque la ladera estuvo algo incómoda a veces con bastante hierba alta y piedrillas.

El resto del valle d’Aas es tan amplio y con tanta visibilidad que no tiene dificultades bajar hasta la presa. Antes de llegar a ella hay que estar atentos a un hito que permite atajar la pista y llegar a la presa, pasando por ella hasta poder salir para bajar al parking, sin necesidad de llegar al superior.

Rafa

15/10/16. Punta Tortiellas (2.358m)

Estaba previsto intentar los Mallos de Lecherines (2.452m) pero la predicción entre semana indicaba nevadas por encima de 2.300m algunos días subiendo otros a 2.500m. Con la experiencia de la vez anterior que daban mejor y lo encontramos todo blanco decidimos no arriesgar, pero en este caso parece que fallaron las predicciones, porque estaba blanco solo de 2.600m para arriba.

Excursión realizada por Pako, Maribel, Edu y Rafa

Tiempo: 8h. Desnivel: 1.400m

Fotos: facebook

Como hacía 11 años que estuvimos en invierno en la cueva helada de Lecherines con el grupo, con algunos que ascendimos a Peña Blanca (2.189m), quedó pendiente la Punta Tortiellas (2.358m), un bonito pico con un panorama maravilloso, que nuevamente le volvimos a echar el ojo cuando hicimos el Borreguil de la Cuca (2.096m) desde Canfranc-estación. El problema de esta cumbre es que con nieve la cresta se complica un poco si no hay mucha, porque hay lajas de roca debajo muy lisas, pero fuera del invierno la cueva no está helada, por lo que fue buena idea recuperarla tal como sugirió Maribel y así de paso echábamos un vistazo a los Mallos, para acabar con la sensación agridulce de que no tenían nieve. Hay que decir que con el frío que hacía en la cima por el viento helador pues tampoco sé si la roca hubiera estado como para escalar,… o quizás es que quiero consolarme por no haberlo intentado, pero no desmerece la ascensión a esta preciosa Punta Tortiellas (2.358m) para respirar “Pirineo a pleno pulmón”.

La ruta es sencilla de seguir dado que en la entrada de Canfranc pueblo, hay un espacio para aparcar junto a la carretera tomando el GR 11.1 que va el refugio de Lizara. La senda es muy agradable por el bosque hasta la Majada de Gabardito, donde ya se disfruta de un panorama del circo envidiable. Los pastos con vacas ponen la nota pastoril. El GR hay que seguirlo hasta la cabaña y majada de Lecherín Bajo, donde ya se deja para no pasar al collado de las Madalenas, donde está el refugio López Huici, girando a la derecha (NE), por trazas de sendero con hitos. Enseguida aparecen las marcas de sendero local que llevan por interesantes corredores pedregosos a la cueva helada de Lecherines (2.074m). Una pena que esté sin hielo en otoño, pero era lo que tocaba.

De aquí es evidente la salida por rampa pedregosa y luego ya sin senda hay que buscar la subida por las empinadas laderas herbosas de la izquierda que llevan a la cresta de nuestro objetivo. La cresta de Punta Tortiellas (2.358m) es muy disfrutona porque las lajas lisas ponen la nota de interés, pasando generalmente muy bien en adherencia o buscando fisuras herbosas donde caben los pies. Se intuye que mojadas pueden tener algo de riesgo porque caen bastante hacia la vertiente sur. La cima es realmente espectacular con la muralla de Borau enfrente y muchos viejos amigos alrededor. Lástima que el frío y el viento no nos dejaron estar mucho rato.

Como el resto no habían hecho Peña Blanca (2.189m) era lo propio ir a por ella, y para no perder desnivel se puede ir paralelo a la cresta, aunque se pasan algunas zonas muy descompuestas pero sencillas. La cima con tantos sistemas anti-avalanchas se hace demasiado civilizada, pero es lo que hay. De la cima ya bajamos por el corredor que describí como ruta normal en mendikat, que es muy visible cuando bajas de las repisas de la cima a la izquierda, saliendo cerca de la cueva, para ya retornar por la misma ruta.

24/9/16. Peña Santa de Enol o Torre de Santa María (2.486m)

Por fin pudimos volver a Picos de Europa con una predicción que invitaba al optimismo y con la idea de hacer otra gran montaña, la Torre de Santa María o Peña Santa de Enol (2.486m), debido a que no nos sentíamos preparados para ascender a la reina del macizo, la Peña Santa de Castilla (2.596m), que parecía la progresión lógica tras haber hecho Torrecerredo (2.648m) y Morra de Lechugales (2.444m) los viajes anteriores, pero la Santa de Castilla es mucha Santa, y sus pasos de III nos siguen haciendo dudar. En cualquier caso la elección no podía ser mejor, esta gran montaña que enamora desde que se contempla por primera vez desde los lagos de Covadonga no decepcionó y dejó un gran día de montaña.

Excursión realizada por Jesús, Isabel, Javier, Pako, Maribel y Rafa

Fotos: facebook

Track: mendikat

No creo que nadie requiera de nuestra reseña para poder estudiar la ruta y que le desvelemos misterios sobre cómo es la grieta rubia y la ascensión, pero bueno sí que podemos resumir el estudio previo planteado.

Lo primero es que si decides ir la misma semana asegurando la predicción meteorológica pues querer dormir en Vegarredonda es muy complicado, por mucho que alguno del grupo lo sugiriera, por internet ya ofrecía la reserva ocupación alta y saber si había sitio para 6 esperando hasta el miércoles a ver quién se apuntaba era rozar el quedarse sin nada. Hubiera sido más cómodo pero asegurando el tiempo añadir 1h 15min y 400m de desnivel era lo que tocaba, aparte de que llegar a las 9 y pico de la noche al refugio el viernes no era muy adecuado. Lo más directo fue dormir en el albergue de Avín, donde está el problema del horario del desayuno, dado que también funciona como hostal, pero se portaron maravillosamente con nosotros y nos dejaron termos, bollitos y zumos para poder desayunar y salir a las 7. Aún y todo, andaba a máxima capacidad por un grupo de 23 montañeros,… quizás apuramos demasiado, pero nos hubiera quedado la alternativa de probar en La Riera, si bien es un albergue más pequeño.

Pero vamos al grano, que bueno al menos ahora no había señales sospechosas en Vega del Huerto para llegar a Pan de Carmen desde el lago de Enol, ya que algunas veces hace años hubo señales limitando el acceso. Aún y todo increíble cómo estaba de gente ya el parking a las 7:45 de la mañana, además de montones de mochilas con cascos y cuerdas asomando,… de verdad que por fin veo que algo está cambiando en este país de gente que subía al Midi d’Ossau, Balaitous o Vignemale sin ni siquiera casco, creo que la educación en seguridad montañera va creciendo, y en Picos de Europa tiene pinta de haber pasado lo mismo que hemos vivido en Pirineos.

Respecto a la orientación de la ruta, pues llegados al refugio y orientados por la salida mixta Jou Santo-Fuente Prieta, hay dos opciones, pero realmente la recomendada para hacer la ruta normal es seguir hasta la Llampa cimera y girar a la derecha, dejando a la izquierda el acceso al Jou Santo, que permitiría ascender por la canal del Marqués e incluso otra entrada algo más larga a la horcada de santa María.

Pasado el collado las Merines (2.043m) sí que viene un punto algo confuso, dado que las señales son escasas en Picos de Europa y tras cruzar el desvío a Vegabaño no hay más indicaciones por lo que siguiendo hitos nos fuimos hacia la horcada del Alba dejando la entrada que debíamos tomar, debiendo retroceder de nuevo hasta encontrar la entrada cerca de la Fuente Prieta, que luego era bastante clara con la repisa artificial de roca, pero es lo que pasa en este macizo que hay hitos, pero a veces no sabes a dónde van. Esto nos pasó por no haber revisado más a fondo la estupenda reseña de Monchu en su excelente blog, y ver la foto con el dibujo marcado: monchujo.blogspot

Ya orientados Jesús con la subida extra nos dejó en este punto viendo la empinada rampa y que nos habíamos alargado un poco de horario, ya no sabía si nos iba a retrasar. Esta zona fue realmente la única desagradable de la ruta, la penosa subida a la Horcada de Santa María (2.354m), con bastante piedra descompuesta en el tramo final.

Estábamos en el punto clave de la ascensión en mi opinión, dado que muchas reseñas indican ascender ya directos a la grieta rubia, pero es un paso más complejo (II+). Esto ya me lo había estudiado mejor, y las reseñas que había consultado Maribel opinaban lo mismo, así que teníamos claro que había que perder unos metros para buscar los hitos que entran desde el Jou Santo y permiten subir por una canal mucho más sencilla (II-). No se ve desde arriba por lo que hay que bajar pasando un monolito hasta que milagrosamente aparecen los hitos y la repisa de entrada.

Situados ya en la grieta rubia, no está todo solucionado porque no es tan evidente saber qué ruta es mejor, aunque al principio sí que está claro que las gradas grises de la derecha son mejores y más firmes (II), pero claro, llevan como ya sabíamos a la panza rocosa de escasos agarres que saca un poco hacia el vacío al pasar, dado que hay poco espacio para los pies, motivo por el que portamos un cordino de 14 m y material para asegurar. La alternativa era tomar la propia grieta rubia por terreno más descompuesto y delicado (II+), pero que al ser en subida no requeriría más que pericia y no precisaría aseguramiento, bueno no es que la laja lo precise, pero la verdad es que pasito acojona bastante.

Salidos de la dichosa panza y los momentos de tensión lo que quedaba era ya más sencillo para salir al hombro. Nuevamente todas las informaciones decían que había que bajar unos metros para tomar la salida del corredor del marqués, donde ya vimos un trío de montañeros que subían, por lo que pasamos con precaución para no soltar piedras. Una trepada muy agradecida con roca excelente (II-) nos dejó en la entrada a la cima, donde azotaba un fuerte vendaval, pero agachados ya no íbamos a dejar de llegar a la cima de esta pedazo de cumbre. De ésas que se celebra con efusuión porque cuesta de subir la condenada.

En la cima ya nos alcanzaron los que salían del corredor, los asturianos liderados por el que resultó ser Monchu, el del blog!!!!!, que nos hizo la foto de cima, porque estaba muy complicado por el viento.

En la bajada volvimos a asegurar el pasito de la panza. Javier se decidió a bajar con nuestros nuevos amigos por la grieta rubia, pero yo no lo vi nada claro desde arriba, creo que mejor fue la panza, aunque sin cuerda no sabría qué opinar. Descendimos despacio sobre todo por no soltar piedras. Incluso vimos a una pareja subir sin casco!!!!!

Lo demás ya fue desandar la ruta porque se nos quitaron ganas de volver por el Jou Santo y además Maribel, Pako y yo ya habíamos comentado que teníamos un as en la manga “si daba tiempo”,… pues claro, subir el Requexón (2.174m). Este tipo de ideas nunca se le ocurren a uno solo entre montañeros, pues resultó que Monchu y compañía iban para allá, así que tuvimos el lujo de tener de guía a un asturiano experto en sus cumbres en el “reino encantado de los rebecos y las águilas”. Sólo decir que esta preciosa y esbelta cumbre merece la ascensión y el viaje por sí sola, pero que como guinda a este precioso día ya fue “la leche”. Sólo hay que tomarle un poco el tranquillo porque la primera chimenea es evidente aunque es la más técnica (II) pero luego hay que ir despacio buscando cual es la mejor, dado que hay varias, siendo mejor tras pasar a la izquierda sobre una laja lisa tomar la de la izquierda (I+).

Sin duda alguna una de las mejores salidas del año, largamente deseada, varias veces pospuesta por mala climatología, pero que por fin pudimos hacer realidad.

El año que viene por supuesto que tocará otra salida a Picos de Europa, y si no pues fuera de calendario o cuando sea, pero hay que volver, aunque esté lejos.

Rafa

17/9/16. Peña Canciás (1.929m)

Dado que el cambio de tiempo no permitía mayores logros como ir a algún tresmil, por la nevada que cayó a la noche en esas cotas, recuperamos esta salida que hace unos años no pudimos llegar a la cima por la ruta desde Fiscal.

Excursión realizada por: Javier, Harmen, Pako, Maribel, Fern y Rafa

Respecto a las rutas de ascensión dado que ya casi todo he contado en la reseña de mendikat, no vamos a repetir: mendikat

Lo que hay que decidir es si combinar o no algunas rutas. Como al final decidimos que íbamos a bajar por la circular que iba por el pueblo de Borrastre aparcamos en el pueblo y no dejamos el vehículo en el inicio de la pista, debiendo recorrer por asfalto el primer km. La bajada la verdad es que aunque algunos tramos de bosque eran bonitos y agradables pues tenía también tramos de trochas pedregosas muy desagradecidos que nos acabaron castigando bastante.

Comentar que la ruta no plantea mayores dificultades pero sí que la entrada Norte requiere una sencilla trepada por zona empinada de conglomerado, que estando mojada o con nieve sería algo delicada y expuesta, pero que fuera de esas circunstancias es sencillo, dado que incluso discurre por ella la famosa carrera de montaña.

Track: track mendikat