26/11/16. Errozate (1.345m)

Excursión realizada por Fern, Maribel, Edu, Enrique, Jesús y Rafa

Track: mendikat

Fotos: facebook

El Errozate (1.345m) es la típica cumbre que tiene una ruta más corta y sencilla por una vertiente, en este caso la navarra, ya que habitualmente se asciende desde Irati entrando por Orbaizeta al collado Orión, pero existe una ruta más larga que entra por la vertiente francesa y que fue la que elegimos para hacer con el grupo, al ser más bonita, aunque también algo más exigente en desnivel. Esta ruta además permite de forma más sencilla visitar la pequeña gruta de Arpea, que siempre queda a desmano se suba por donde se suba, pero al menos desde esta vertiente tiene sendero de acceso.

Fue casi sorprendente lo fácil que llegamos al punto de inicio, es lo que tiene haber puesto una excursioncita anual por el Pirineo francés más cercano, con las visitas a Baigura, Munhoa, Behorlegi, Etxekortea, Irau… así que bastó tomar el desvío correcto en St-Jean-de-Pied-de-Port a Esterençuby y luego a Béhérobie (337m).

El inicio de la ruta queda al lado del parking de la entrada, siguiendo la señal de source de la Nive, que antiguamente bajaba a ver la surgencia Norte del nacimiento del río, terreno que por desprendimientos y cierto riesgo se ha clausurado, por lo que en un punto ya vimos los hitos y el tronco que se ha dejado para cortar el camino. La senda ya al salir del bosque no tuvo ninguna dificultad de orientación ya que va a media ladera por encima del barranco, aunque sí que tuvimos pequeños neveros algo incómodos.

El único punto que hubo que prestar atención es a la bifurcación con hitos a ambos lados que va a la cueva de Arpea, debiendo tomar la de la izquierda ascendente para remontar las larguísimas rampas de subida al col de Errozate (1.076m), donde ya se ve la cumbre y nos unimos a la ruta que viene de Orión.

31-panorama

Aquí nuevamente encontramos nieve en grandes neveros que no fueron mayor obstáculo para acercarnos a la cima, donde el fuerte viento impidió foto de grupo ya que fuimos llegando con cuentagotas y huyendo rápidamente, no sin disfrutar aunque fuera brevemente del soberbio panorama de cumbres nevadas, presididas por su majestad el Pic d’Orhy (2.017m), monarca absoluto del Irati. En una bajada vertiginosa clavando talones por la nieve nos plantamos en la cabaña de la majada de Errozate donde pudimos refugiarnos y almorzar.

A la bajada en el cruce comentado nos fuimos a visitar la cueva de Arpea, que queda bastante más lejos de lo que parecía, e incluso obligó a subir algo de desnivel hasta la carretera que viene de Organbide, y que es el acceso de los turistas a la cueva. En el final del carretil en una cabaña donde los caballos suelen estar pastando, bastó salir por el senderito junto a la almbrada que llevó a la cueva, bastante más pequeña de lo que se suele ver en las fotos pero en un lugar sorprendente.

La vuelta por la misma ruta nos dejó en el inicio tras casi 7h y más de 1.000m de desnivel acumulado.

 

Anuncios

12/11/16. Guratz (956m)

Excursión realizada por Enrique, Jesús, Iban, Edu, Carmen, Iñaki y Rafa

Track: mendikat (es prácticamente este mismos de mi amgio Santi Usabiaga)

Fotos: facebook

Teníamos prevista la ascensión a las espectaculares Peñas de Itsusi (623m) pero la climatología no acompañaba como para deambular por las sendas escarpadas herbosas que hubieran estado muy delicadas, tras las lluvias del día anterior y la que anunciaban de nuevo en esta jornada, así que improvisé un recorrido que tenía planeado permitiendo revisitar el Guratz ( 956m), cumbre que seguramente de ninguna otra forma hubiera salido en un calendario de nuestro grupo, que busca cimas más exigentes, pero que recompensa con una excelente panorámica de las Malloas.

El punto ideal de inicio es Areso (456m), dado que permite la circular, siendo así más entretenida, ya que siempre se va por terreno nuevo y no hay que desandar. Por el contrario siempre hay la incertidumbre de si algún paso pudiera estar cerrado o los disparos de cazadores que se oían fueran en la zona de paso, lo que hubiera complicado las cosas, pero la jornada no pudo ser más perfecta, dado que calculamos bien el horario para estar de vuelta antes de que empezara a llover.

Vamos con una breve descripción del recorrido. Salimos por la carretera de acceso buscando un camino indicado como Oineztkontzako bidea a nuestra derecha que pasando junto al caserío Etxeberría nos llevó a pasar bajo la autovía A-15. Aquí un buen camino por la izquierda nos remontó sin pérdida hasta el collado al sur de Urtezar (699m) que fue fácil de coronar a la izquierda (N), disfrutando de una interesante vista de Leitza.

De vuelta al collado hay que dejar la pista principal por un camino que ya vimos a la derecha, izquierda de vuelta, para ascender a la loma de Irupagoeta. Desaparecido el camino ascendimos sin senda por la empinada ladera a la cima de dicha cumbre (842m), donde no hay vistas pero sí un hayedo interesante.

En este punto se supone que por la izquierda se nos debía incorporar un PR proveniente de Leitza, pero nos despistamos un poco buscándolo, así que al final lo mejor fue bajar directos de la cima a su vertiente contraria para traspasar la alambrada y buscar la subida a Okabio (864m), donde ya disfrutamos de un panorama en su puesto cementado de caza. Había varias opciones de continuación pero la que se veía mejor fue volver de la cima al mirador de cemento y descender al collado para ir girando levemente a la derecha y coronar el pequeño Axuste (851m), donde volvimos a pasar la alambrada para caminar junto a ella hasta el collado Norte de Guratz (781 m).

La ascensión es más larga a la cima principal pero no reviste complicación teniendo siempre la referencia de la alambrada. Siempre sorprende la salida al campo cimero del Guratz (956m) disfrutando de las emblemáticas Malloas de Aralar justo enfrente.

42-cima-guratz

41-las-malloas

Para el retorno hubo que descender de frente ligeramente a la derecha (SE) buscando alcorzar el camino balizado, que iría por la izquierda al Alto de Uitzi, para pasar la pista de Gorriti, que dejaremos a la izquierda, ascendiendo por la loma al pequeño Añalde (854m) buscando pasos de senda en el bosque y de forma más teórica que real incorporándonos al GR-9, con leves restos en los árboles. Por una pista llegamos al paso sobre Pagozelai, con vista a la gasolinera y carretera, por las que tantas veces habíamos pasado con el coche. Al otro lado ya bastaba girar a la derecha y seguir las marcas de retorno, evitando el ascenso al Uli y Musaio, por la señal que vuelve a Areso por los caseríos y el carretil asfaltado.

Así completamos 5h de bonito recorrido y 800m de desnivel acumulado, antes de las cervecitas de rigor en el pueblo. Una buena forma de salvar la jornada que daban inestable.