21-26/8/16. Mercantour-Alpes Marítimos

Mercantour – Alpes Marítimos

Viaje realizado por Enrique y Rafa

Seguro que no es la primera zona que piensa uno para ir a los Alpes, no hay cuatromiles, no hay glaciares,… para ver lagos y bosques y tresmiles se podría ir al Pirineo, pues sí, esos comentarios pueden surgir cuando piensas en esta zona.

Gracias al libro de Richard Goedeke de tresmiles de los Alpes que compré en Aosta, el año pasado cuando bajamos del Castor y Pollux, estuve investigando algunos de esos y la verdad es que las fotos me gustaron, así que me pareció que se les podría dar una oportunidad, olvidándonos de crampones, piolets, cuerdas, material de escalada,… disfrutando de la montaña sin más. Aún y todo no hay que engañarse, como en todos los sitios los tresmiles no regalan nada y los desniveles son similares a los del Pirineo, e incluso varios montes también aconsejan dormir en refugio. Una de las grandes ventajas es que puedes mirar la climatología la misma semana y reservar el refugio que raramente estará lleno, nada que ver con otros refugios de Alpes. Respecto al alojamiento es complejo dado que los pueblitos son muy pequeños y puede que tengas un hotel, un albergue, un restaurante y 10 casas más, es decir hay oferta turística pero prácticamente solo Barcelonnette ofrece servicios con alojamientos suficientes, comercios, restaurantes, etc, aunque es un rollo tener que pasar los puertacos que se cascan en esta zona para llegar a los montes.

A nosotros nos resultó más práctico dormir el primer día en Gap donde hay hotel F1 y hacer hasta allí de tirón las 9h de coche desde Pamplona, más 1h de atasco en Montpellier y otra de parada a comer. Así al día siguiente dormíamos en el refugio de Rabuons y luego ya estábamos en Barcelonette de seguido.

21-22 de Agosto. Mont Ténibre (3.031m)

Enlaces con información:

http://www.altituderando.com/Mont-Tenibre-3031m-par-le-refuge

http://www.altisud.com/randonnees/france-rando/alpes-maritimes-06/mont-tenibre-randonnee__i_4mxvna8xb1ba__al_detail-randonnee.html

Día 1: 1.400m al refugio del Lac de Rabuons (2.523m) desde St-Étienne-de-Tinée (1.144m). 4h.

Día 2: 500m a la cima y bajada de 1.900m. 1h 30m + 4h

La cima más alta del Tinée supone pasar el no menos elevado puerto de La Bonette (2.802m), que se vende como el más alto de Europa, pero que como descubriremos los días siguientes es el puerto “bueno”, dado que a pesar de ser 20km de subida y los mismos de bajada al menos es suficientemente ancho para cruzarte con otro coche.

La subida al refugio es larga en desnivel pero teniendo todo el día es agradable, sobre todo porque aunque empieces a las 11 de la mañana la primera parte es en sombra siempre por pinar que se agradece. En estos sitios con calcular llegar antes de las 19h que es la cena y llevar comida para el camino es mejor, porque pasarte toda la tarde en el refugio aburrido tampoco es plan.

Tras salir del bosque se aprecia el bonito circo de montañas y el interesante chemin de l’energie, una especie de ruta del Cares con una repisa tallada en la roca con sus túneles, que son recuerdo de cuando se explotó el lago con fines hidroeléctricos. El refugio está obviamente en los lagos de Rabuons, un sitio bastante bucólico, a pesar de la cantidad de piedras que rodean las zonas desecadas. El atardecer fue precioso y la cena en familia con solo 11 alojados en un refugio que caben 36.

A la mañana siguiente salimos p’al Ténibre y la ruta realmente nos encantó porque tras bordear el lago por la típica sendita colgada tipo Cap de Long o Bachimaña subimos al idílico lugar donde están los lagos Cimon y Chaffour. El circo con agujas poderosas deja paso a una zona de pedrera para girar y acceder al Pas de Rabuons (2.872m). Hay picos muy estéticos e interesantes alrededor, pero aquí pasa como en el Pirineo, lo que atrae es hacer el más alto que es el tresmil, que curiosamente no se ve todavía. Hay que girar a la izquierda por la única zona desagradecida de ascensión, unas empinadas gradas rocosas con cascotes y zonas descompuestas para salir a la brecha superior a la derecha de la aguja que teníamos siempre visible.

Para llegar a la cima hay que atravesar una zona con una chimenea y una fisura que es la única dificultad real y que da grado a la ruta (F) pero que realmente es sencillo, dado que la roca presenta siempre agarres para rebasar la antecima y llegar a la cima con amplísimo panorama. Un tresmil en el que solo había 2 personas en la cima más otra que nos cruzamos en la ruta,… nada que ver con el Pirineo.

La bajada se hizo larga pero al menos vas ligero hasta el refugio donde recoges el depósito de ropa. A la noche ya dormimos en Barcelonette, donde estuvimos 4 días.

24 de Agosto. Mont Pelat (3.050m)

Es realmente unos de los pocos montes populares del Mercantour debido a su facilidad de acceso y que posee el idílico lago de Allos (2.230m) con su refugio al que suben muchas personas a comer y almorzar. Es por eso que se ha debido limitar el acceso al parking (2.110m) que es de pago (8€) teniendo en cuenta que esos últimos 4km no están permitidos a caravanas o furgonetas altas, dado que la altura no puede sobrepasar 2,1m, lo cual es lógico porque es una zona más estrecha. Se puede aparcar en el parking inferior (1.700m), antes de la barrera, que es gratuito pero hay que sumar 1h para subir y otra para bajar. Eso sí para llegar hay que pasar el col d’Allos (2.249m) con sus interesantes cruces con otros vehículos. Si alguno ha estado en Escocia diremos que en gran parte es “single track”, es decir que cabe un coche y te paras para dejar pasar al otro, pero afortunadamente el tráfico es escaso.

Desnivel: 942m. 3h. Total: 5h

La ruta está perfectamente balizada y no tiene pérdida debiendo solo elegir si visitas el lago antes o después del monte, siendo recomendable dejarlo para la bajada y tomar ya la desviación en la pista de subida al lago, siguiendo ya la senda que sale al espectacular prado rodeado de montes. Aquí se une la ruta que viene del puerto de la Cayole (2.326m), que es más larga y no visita el lago, y que hay que advertir que obliga a subir al col de la Petit Cayole (2.961m), en el retorno de la cima, lo que debe de hacer “pupa”, por lo que la desechamos, aparte que no permite visitar el lago de Allos.

Tras una travesía curiosa por la pared, la única parte un poco pesada son las zetas por la ladera hasta ganar la meseta superior desde la que ya se ve el monte. A pesar de lo que queda es rocoso y descompuesto la senda está tan pisada que se hace hasta agradable, pero eso sí es mejor llevar bastones para no patinar. Con paciencia ya se llega a la parte final que es la más bonita con sus gradas rocosas que ponen el punto de dificultad mínima (F-).

Para visitar el lago a la bajada basta tomar la senda en el prado y volver por la pista lo que añade 45 minutos más, pero merece la pena el sitio.

25 de agosto. Día de turismo.

Aprovechamos para visitar las Gorges de Daluis, con un paseo corto de 1h al mirador desde el pont de Bertheou, al que llegamos por el Col de la Cayole (2.326m) otro bonito puerto, pero solo para el copiloto, porque nuevamente estábamos ante otro “single track”. Al menos en Escocia te avisaban de los “passing places”, donde podías apartarte.

El día completamos dando la vuelta por la carretera para ver Entrevaux y volver por Isola y el valle de Tinée, pasando nuevamente por la Bonette, aprovechando para subir a su cima (2.802m) a disfrutar de las vistas.

26 de agosto. Tête de Plate Longue (2.790m).

Realmente el objetivo era ver si podía llegar a la Tête de Siguret (3.032m) siguiendo la reseña de Goedeke pero parece que ya no pasa nadie por esta ruta, y desde la cima de Plate Longue no hay hitos ni señales y se debe pasar por una repisa descompuesta peligrosa algo expuesta, en terreno muy malo, por lo que deseché seguir y me conformé con disfrutar del panorama desde la Tête de Plate Longue (2.790m), cima que es fácil de alcanzar por sendero balizado desde Larche (1.666m), permitiendo una circular por prados y bosques. Parece que ahora los pocos que suben al Siguret lo hacen desde Certamussat.

Merece la pena visitar el col de Larche a la bajada para pasar un poco a Italia y ver el lago, pero sobre todo para entrar a las tiendas de productos gastronómicos.

Y esto es lo que dio de sí el Mercantour, más bonito y tranquilo de lo esperado y otra zona más de los Alpes que hemos conocido, visitando por fin lo que había al otro lado del Lac de Serre-Ponçon, que habíamos pasado varias veces de camino a Briançon en otros viajes anteriores. No creo que ningún montañero se quede decepcionado con la zona, aunque parezca el “hermano pobre” de los Alpes, basta con echar un vistazo a las fotos para apreciar la belleza del lugar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s