24/5/14. Pico de la Madalena (2.283m)

Se tenía previsto ascender a los espectaculares Mallos de Lecherines (2.452m) pero fue una semana de mucha inestabilidad y no estaba claro si había nevao (que fue que sí) y si el tiempo iba a aguantar hasta las 11 y pico (que fue que no).

Dejo las reseñas para ir estudiando la ruta cuando vayamos: mendiak, mendikat.

Fotos: facebook.

Excursión realizada por Jesús, Javier, Salva, Mitxel, Marta, Pako, Maribel, Fern y Rafa

Llana del BozoYa se ve como estaba el patio en el Rigüelo, al fondo la sierra de Bernera y la Llana del Bozo.

Mallos de LecherinesObviamente viendo como estaban los Mallos de Lecherines dejamos el material de escalada en el coche, la chimenea iba a estar con nieve y ciertamente imposible.

MesolaCon el Pico Mesola podemos hacernos idea de la cota de nieve pintada como con un pincel, hacia los 1.900m. Visto desde la subida al collado de la Madalena o del Torbillón, que era la opción más sensata de hacer algo, visto el panorama.

Collado MadalenasPasado el collado de la Madalena (2.039m) encontramos un panorama impropio de esta época primaveral, las nubes además comenzaban a echarse sobre los Mallos de Lecherín, que habíamos comentado de hacer la vuelta entre los dos collados, así que tocaba almorzar en el refugio López Huici.

Refugio L HuiciLlegando al refugio.

Punta de la MadalenaY tras disfrutar el almuerzo parte del grupo estaba desanimado y tiró para abajo, pero 4 nos quedamos a subir las Madalenas. Ahí arriba está la subida a la Punta de la Madalena (2.271m) algo incómoda en la parte central por asomar la hierba debajo de 2cm de nieve por lo que debimos poner los crampones para progresar con más tranquilidad. Por contra el mogote rocoso que se ve hubo que hacer despacio en mixto roca-nieve rascando un poquillo con los crampones.

Rampa de la MadalenaObviamente con los crampones se progresaba mejor.

MadalenasLlegando a la Punta de la Madalena (2.271m), al fondo el Pico de la Madalena (2.283m), que es la cima principal.

Cima Punta de la MadalenaLlegando a la cima de la Punta de la Madalena, con su antecima que engaña desde abajo simulando ser la cima.

Bajando de la Punta de la MadalenaBajando de la Punta de la Madalena al collado entre las dos (2.243m), aquí se ve que este nevero estaba durillo porque era un resto invernal, no como la nieve reciente de alrededor.

Pico de la MadalenaLa subida al Pico de la Madalena (2.283m), que está a 450m de la otra cima, o sea más de lo que parece, pero que en 20 minutos se alcanza.

Punta de la MadalenaLa Punta de la Madalena desde la cima del Pico de la Madalena, que por cierto ya no tiene el buzón que estaba hace 6 años. Detrás la cosa estaba poniendosa peliaguda con ese nubarrón.

Pista

Volviendo por la pista del refugio L.Huici nos las prometíamos muy felices para no volver a subir la primera cima.

VentisqueroPero este ventisquero de nieve dura invernal nos jorobó un poquillo, así que lo mejor fue descender un poco buscando nieve más blanda y mejor paso antes de retomar la pista.

RigüeloY como resumen va esta imagen final llegando al collado de la Madalena de nuevo. Amaga el sol encima de los Mallos, cuando hace 10 minutos estaba nevando un poquillo copos sueltos en las cimas, hace 30 minutos había un nubarrón negro tremendo, y bajando amagarían cuatro gotas al llegar al coche. De vuelta por la carretera comenzaría a llover ya más fuerte,… desde luego inestable “a tope”.

A ver si hay más suerte la próxima vez,

Rafa

Anuncios

10/5/14. Bisaurín (2.670m)

Se ascendió desde Lizara (1.540m) al Pico Bisaurín (2.670m). Por dar más variedad se ascendió por plana Mistresa y Fetás, descendiendo por la ruta normal de la cara Sur.

Excursión realizada por Fern, Salva, Jesús, Maribel, Iban y Rafa

Fotos: facebook

Track: mendikat

Lizara y BisaurínYa iba tocando un día de buen tiempo y no pudimos elegir mejor, volver a esta gran montaña, a veces denostada como sencilla, pero que con nieve gana muchos alicientes con rutas muy alpinas y variadas. De entrada ya decidimos entrar por el Norte, pero ibamos a ir viendo si entrar por la canal normal entre Fetás y Bisaurín o por la directa de Fetás.

Plana MistresaSalimos del refugio de Lizara (1.540m) por la derecha en dirección al conocido vallecito entre Bisaurín-Fetás y la Sierra de Bernera, que a veces se llama de Audelca o Oudelca, por la pequeña cabañita que está cerca de la entrada, pero que los mapas no denominan en general de ninguna forma y los montañeros como el acceso a la Plana Mistresa. Aquí antes del refugio forestal pillamos el primer nevero y ya en plana Mistresa (1.984m) pues el mega-nevero, porque ya no había nada sin manto blanco. Como siempre pues esta plana es un lugar especial rodeados de escarpadas cumbres en un circo impresionante, destacando en primer plano la Cúpula de Secús y al Este la Sierra de Bernera y el valle de los Sarrios. Al Oeste un primer collado bajo la cresta de Fetás, al que había que dirigirse.

Valle de los SarriosLa subida progresiva iba ganando altura en rampas sencillas de unos 25-30º en las que como siempre el grupo iba a su bola, unos con bastones, otro con piolet y crampones, lo habitual cuando la nieve está buena pa hacer huella pero hay quien ya está harto de cargar con el peso de la chatarra, si ya no te hundes como pa tener problemas. En el primer collado todavía no veíamos bien la canal de Fetás así que aún debimos avanzar más hasta un segundo collado, en el que ya se ve un pequeño descenso a la ruta normal del Bisaurín, que llamaremos NE, y el collado de Secús al fondo. Aquí ya vimos que se apreciaba una canal mejor a la izquierda, que la que íbamos viendo hasta ahora inclinada y de mala orientación. Aquí ya el grupo unánimemente decidió poner crampones, aunque Jesús se había fatigao bastante en la subida a los collados y decidió tirar para abajo consciente de que lo que quedaba de desnivel era largo y creía que podía retrasar mucho la cosa.

Canal de FetásAquí a la izquierda ya se aprecian bien las 2 canales comentadas de Fetas, que entran en plena cresta entre las dos cimas de este pico. Parece corta pero es un poquito más larga, casi todo 30º muy cómodo, pero no se intuye que la salida sea empinadilla en recto, unos  45º, pero no nos quedó más remedio dado que había cornisas a los lados, y no pudimos girar a la derecha como comentan que se hace sin nieve. Todos los mapas de montaña marcan una ruta a la cima de Fetas oriental (2.431m) que merece la pena visitarse por su panorama, pero que realmente nadie le pone nombre por lo que no está catalogada como dosmil.

Fetas orientalAhí a la izquierda se ve la dichosa cumbre oriental, que se observa que se hace bajando. Y ya tocaba empezar la subida al Fetas como tal, que siempre se comenta que se bordea por la Norte, donde había una pala de nieve inclinada. Aquí como ya se sabe que soy un tachamontes pues me fui a la izquierda por la roca a coronar la cumbre de Fetas (2.539m), haciendo algunos pasos en roca con crampones pa economizar tiempo. El grupo pasó por debajo a 10m de la cima en un pasito algo estrecho pero que enseguida permitió tomar la arista descendente al collado Bastés (2.487m). Aquí había zonas acornisadas y muy verticales para bajar a la ruta normal del Bisaurín y tuvimos serias dudas de qué hacer.

 

Collada BastésEn la foto de la izquierda ya se puede ver la arista al collado y la pala final que lleva a la antecima del Bisaurín. Así que se podía seguir la nieve hasta casi el final en la base de la roca y hacer travesía en la ladera, lo que iba haciendo Salva que iba adelantao, o bajar ya directos de cara a la nieve que es lo que hizo Fern antes del mismo collado (en la foto de abajo está Iban haciendo lo mismo). La inclinación pues sería unos 35º,… que claro, desde casa es muy sencillo comentar y casi parece que uno pudiera sacar el portaangulos en medio de la ladera y ponerse a medir, mientras te da la risa tonta, pero que metido en faena siempre te parece mucho más, sobre todo porque debajo se veía muy larga la ladera pa coger velocidad si se iba la nieve acornisada y te llevaba en volandas con ella. Así que Maribel y yo pasamos el collado y seguimos un poco más hasta ver más cerca la amplia faja nevada que llevaba a la normal del Bisaurín. Aquí la salida era un poco peor, digamos que 40º, pero era más corta la pared y tumbaba antes, por lo que tenías algo más de espacio para frenar en caso de apuro, ya que debajo estaba el rellano al que llegaba la NE del Bisaurín.

Fetas

Reunidos ya todos, es un decir, digamos que reunidos en la misma traza en la nieve, pero cada uno a su ritmo, en 3 grupúsculos, alcanzamos el final de la pala, que estaba fenomenal de nieve, con escalones y huella en perfectas condiciones. Lo ideal pa disfrutar, la nieve ni blanda ni dura, … diríamos que “morcillona”, pero no como la morcilla de León en plan Pala del Bisaurínsobrasada pa untar, sino como la de Burgos en plan compacto,… no sé si me explico, esa de que cuando le das con el crampón hace “chonk” y no “chof” ni “chink”,… si es que los montañeros ya han entendido no sé pa que suelto tanto rollo. O sea, que la nieve estaba bien en el corredor NE, que suele tener variaciones y hay quien llama de Fetas,… que no sé por qué si no sube a Fetas, digo yo que será Fetas-Bisaurin o de Bastés,… o NE a secas. La antecima la verdad es que es un poco “cabrona” pa subirla, otra vez se pone eso a 40º, pero ya con tantos escalones de los que han pasao que metes pie en cualquiera de las múltiples huellas de zapateado que riete tú de un tablao flamenco.

Cresta del BisaurínY de la arista final que es sencilla que decir, que una imagen como la de arriba vale más que todo el rollo que suelte, que es de esos lugares que merece la pena estar y se te olvida el cansancio y babeas de gusto. Las cornisas están lejos y la pala a la izquierda es enorme y no puedes hacer el tonto, porque acabas en el refugio volando en plan ultraligero pero sin alas, pero con el surco que hay vas disfrutando como un enano del ambiente tan alpino que tiene.

Cima del BisaurínY la bajada ya poca historia, enorme pala de nieve de notar ya el “plof” y el “chof” y no el “chonk”, de patinar un montón, deslizar, esquiar, “trinear”, “culear”,… múltiples variedades entre todos los que bajabamos, cada uno disfrutando a su gusto, ya sencillo pero la nieve en malas condiciones, de esas de casi mejor ir haciendote tu huella y llevar la nieve delante y a los lados haciendo “sssssshhhh” mientras la vas soltando por la ladera. A los 2.200m se acababa la nieve pa llegar al collado de Foratón (2.016m), ya por hierba. Sin mayor misterio de vuelta en el refugio pa comer a una hora prudencial tras unas 6h 30m de preciosa actividad.

Rafa