4/1/14. San Cosme de Lókiz (1.116m)

Debido a la malísima predicción que daban en el Pirineo para ir a la Punta Cochata (1.901m) hemos comenzado el calendario con “la primera en la frente”, pero gracias a que ya no lo publicamos en prensa hemos podido cambiarla por la siguiente de San Cosme de Lókiz (1.116m ), que ha venido que ni pintada para el día que daban.

Excursión realizada por Maribel, Fern, Enrique, Iban y Rafa.

Fotos: facebook.

cueva de Basaura Barranco de Basaura Ermita de san cosme Salimos de la captación de agua del nacedero de Itxako (515m), en la carretera entre Artavia y Barindano, la misma que lleva al nacedero del Urederra. Al poco de comenzar la pista la dejamos para ir a la derecha al barranco de Basaura, con el fin de ver la cueva que está enseguida por un senderito a la derecha. Como es muy oscura da igual que fuera tan temprano y hubiera tan poca luz, porque el frontal es imprescindible a cualquier hora. Tras un túnel se llega a la sala principal, pudiendo trepar un poco para salir a la repisa central. Hasta aquí es lo que recomiendan visitar, aunque algunos seguimos un poco más por el túnel para topar con la sima, en la que con el frontal no se veía el final, y que daba bastante respeto, más aún nos sorprendió que no estuviera vallada ya que si vas despistao acabas en el fondo, que por lo que he leído debe estar a 12-14m. Al salir de la cueva hubiera tocado decidir si volver para atrás o seguir, pero yo ya tenía claro que siendo montañeros pues era mejor subir por el barranco de Basaura y así hacer la circular más completa. El barranco es más salvaje pero la senda se intuye bien, llevando al final a una rampa rocosa descompuesta, que estando mojada estaba algo delicada en la salida, donde afloraba la roca viva y la vegetación algo resbaladiza, pero que en ascenso no tenía mayores problemas, pero que venía a confirmar lo sospechado, que de bajada no era recomendable. Acabado el barranco una senda por el bosque, algo sucia, nos llevó a la pista de la sierra, que aunque fuera aburrida casi se agradeció por tener un poco de reposo, tras la empinada salida del barranco.

El complejo de pistas de la sierra no está balizado así que se requiere el uso de GPS o mapa para tener claro cual ir tomando, pero en general vamos a ver en frente el cono boscoso de la cumbre a donde nos dirigimos, tomando casi siempre las pistas de la izquierda (Este), ya que otras pistas se alejan del obejtivo. En una repisa herbosa, ya cerca de la cumbre, dejamos la pista para subir a la derecha al claro donde están las señales del Puerto de Galdeano. Por la izquierda llegamos en pocos minutos a la ermita de San Cosme y San Damián (pobrecito San Damián, siempre olvidado) y a la cima que está a 50m.

Tras el almuDesfiladero de bajadaerzo en los bancos y mesas como “de comida de finalista” de grupo de montaña, o de peregrinos, aunque realmente la ermita es muy pequeñita para congregar a muchos, tocaba la decisión de donde bajar cuando se estaban echando las nubes. Yo había pensado en la bajada por las agujas de la reseña del libro de la editorial “el senderista”, pero no sabía si con lluvia iba a estar bien, aparte de que ya el track de GPS no llevaba y no lo conocía. Pero hemos visto que también aparececía en el mapa de SUA de la sierra de Urbasa. La alternativa era ir al portillo de Galdeano y por esas pistas bajar, en una zona que ya conocía de pasar otras veces. Afortundamente pudimos hacer muy bien la primera, que se alcanza visitando la fuente y balsa, balizada en la campa de entrada a la cumbre, aunque las señales de pintura del PR no marcan después el desfiladero de salida, donde hay una tímida marca de pintura roja junto a una estaca que se ve desde la salida del portillo, señal de que está balizado para subir y no para bajar. La senda entre las paredes rocosas fue muy bonita, pasando por el camino tallado en la roca y las espectaculares agujas, destacando la Peña Illusia.

NuevamentPeña Illusiae tocaba en el cruce del Puerto de Galdeano y el pueblo de Galdeano, donde dejamos el PR, buscar por las pistas de la izquierda (N.) el retorno al coche. Como la dirección estaba clara pues tampoco hubo mayores problemas, pero era mejor ir moviéndose de pista a pista para ahorrar tiempo, que seguir siempre la misma y luego tener que retroceder en largas lazadas. Aquí ya nos estaba lloviendo aunque poca cantidad, pero cada vez iba a más la cosa…. justo justo llegando al coche 10 minutos antes de que empezara a llover bastante fuerte. Así que para variar parece que hemos empezado el año con buen pie, con una bonita excursión adaptada a la climatología. A ver si hay suerte en 2 semanas con la Punta Cochata (1.901m).

Feliz año montañero a todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s