6/10/12. Punta Zarre (2.947m)

Ascensión desde el Balneario de Panticosa (1.630m) a este poco conocido y dificil pico.

Excursión realizada por Paco, Maribel, Jesús, Fern, Javier y Rafa.

Fotos: facebook

Enlaces con información sobre la arista Este:

tienequeserporahí , foropicos lameteoqueviene (ésta bajan por la Norte)

Punta Zarre es una de esas cumbres que llevas viendo un montón de tiempo desde otros montes y que la falta de información te retrae de intentar ascenderla, pero las reseñas que han ido apareciendo los últimos años, y el que nuestro compañero Salva lo hubiera ascendido nos hizo ponerlo en el calendario. Lo que sí que hay que decir, a toro pasao, pues que era un poco más complicado de lo que preveíamos y quizás no debiera haber aparecido publicado por si algún despitado se hubiera apuntado, aunque ya avisamos que requería material de escalada.

Algunos dormimos el día previo en el nuevo refugio de los Ibones de Bachimaña (2.200m) y otros madrugaron el sábado para salir de Pamplona. El refugio es estupendo y está muy nuevo, es una gozada, y se está convirtiendo en el punto clave para ascender a los Picos del Infierno, objetivo del 90% de los alojados. Es la atracción de los tresmiles, pero también un pico precioso que se merecía humanizar un poco su ruta.

Del embalse de Bachimaña Bajo (2.170m) se sigue el GR-11 sin misterios hasta el Ibón Azul inferior (2.355m) donde se abandona. La reseña es la misma que he escrito para www.mendikat.net, ya que era una de las importantes montañas que nos faltaban de describir, pero la copio aquí para los que no conozcan la web.

Aunque seguimos unos metros la pintura, enseguida la dejamos y nos vamos a la derecha (N.W.), por una tímida senda con hitos que bordea una colina. Se desciende unos metros hasta situarnos en una pedrera debajo de un contrafuerte, que debemos alcanzar. Unos hitos a la derecha (E.) nos van a dirigir a la amplia repisa herbosa que ya estábamos observando como posible vía de acceso. Esta zona discurre por sendas de sarrios poco marcadas, y es desaconsejable con lluvia o nieve, debido a su inclinación. Enseguida giramos a la izquierda (N.W.), hacia una evidente canal, donde la inclinación se mantiene, antes de salir a un rellano más apacible. Al ir ascendiendo apreciamos ya la brecha, a la derecha, y la gran pedrera que defiende su acceso, por lo que nos mantendremos a la derecha, mientras podamos, antes de salir a ella y alcanzar la base de la chimenea ( 2.750 m ), que es evidente que es la primera de la izquierda.
<i>La chimenea</i>: La primera parte de la chimenea se hace andando, por terreno descompuesto, hasta poder trepar por izquierda o derecha (II) hasta la repisa central. Ahora viene el paso más complicado de la ruta, un diedro delimitado a la izquierda por una piedra lisa, y a la derecha por una fisura herbosa con escalones de roca. Si atacásemos la piedra los agarres son precarios y sería más complicado (III), pero la fisura no permite meter los dos pies, aunque hubiera sido lo más sencillo (II). Por tanto la mayoría de montañeros superan el paso con un pie en cada parte del diedro, pero se hace difícil definir el grado, así que hay opiniones diversas, por lo que probablemente lo más definitorio sea el término medio (II+). Para salir se gira ligeramente a la derecha y podemos optar por una chimenea herbosa o una travesía rocosa (II) para salir a la brecha ( 2.790 m ).

<i>La cresta Este</i>: lo más difícil está superado, pero la cresta es suficientemente larga y aérea como para no confiarse. De entrada se trepa una placa lisa que posee una amplia fisura central que permite ascenderla (II-). Ahora vienen dos canales herbosas con pequeñas trepadas hasta acercarnos al filo, buscando los mejores pasos, a veces andando, casi siempre agarrado (I). Una primera antecima se asciende por una chimenea por el lado derecho (I+) y otra ya cerca del final por el izquierdo (I+). Hay hitos pero no conviene obsesionarse con buscarlos, es mejor prestar atención al mejor paso e ir localizándolos sobre la marcha, teniéndolos de referencia por si nos equivocamos en alguna pequeña vira, ya que el resto de cresta es más evidente. La verticalidad de los pasos sugeriría que pudieran ser complicados en descenso, pero no es así, podemos disfrutar en la espectacular cima, porque se baja mejor de lo que parece, al poder enseguida bajar las manos a apoyos más bajos. Curiosamente nos parecerán peores las dos canales herbosas a las que no prestamos atención en la subida. Para el descenso de la chimenea nosotros dejamos un anclaje de rapel, y con 60m de cuerda sobrepasamos así el paso más complicado de la piedra lisa, hasta alcanzar la repisa central de la chimenea y ya destrepar el resto (II), con cuidado con la caída de piedras.

<i>Atajo hacia el Ibón de Bachimaña</i>: esta ruta no sería sencilla de localizar para el ascenso pero es ideal para la bajada. Tras salir de la fajeta herbosa a la pedrera bajo el contrafuerte, tras llegar debajo de la pedrera nos vamos a la izquierda (E.) por evidentes lomas herbosas hasta localizar, muy al fondo, el sendero balizado que viene del Puerto de Marcadau, bajando así al río, atravesándolo para conectar con la ruta de ascenso.

Al final, pues nos alargamos bastante con el rápel y los destrepes y llegamos al balneario después de las 7 de la tarde, pero bastante contentos de haber podido ascender esta gran montaña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s