28/1/12. Munhoa (1.021m)

Ascesión al Munhoa (1.021m) y Oilarandoi (933m) desde Guermiette (barrio de Saint Etienne de Baigorry). 5h de excursión circular.

Excursión realizada por: Enrique, Carmen, Maritxu, Maribel y Rafa

Fotosde Rafa: facebook, fotos de carmen: picasa

Guermiette (282m) se alcanza por una carreterrita desde las afueras de Saint Etienne de Baigorry. Es un pequeño pueblito donde hemos empezao a andar con sol y buenas vistas al estar todo despejado. Como queremos hacer circular pues nos vamos por el asfalto en dirección al cercano Anhaux y tras llegar a una borda giramos a la derecha por un camino con marcas amarillas de BTT. Así se sale a una pista que remonta la loma hasta la borda y corral de Zebia, ya bajo la cumbre de Munhoa. Ahora viene una empinada subida por la ladera herbosa, hasta bordear por la derecha la antecima rocosa de Aintzaharria (971m), antes de girar a la izquierda hasta la antena de la cima de Munhoa (1.021m).

El día sigue despejado y almorzamos pero se ve que las nuebes se están acercando rápido, y aunque la predicción era que a las 13h llovería o nevaría, pues nos tememos que se va a adelantar la cosa. Tras bajar el Munhoa ya cerca del col de Urdanzia (855m) ha empezado a nevar cada vez más fuerte, ha sido visto y no visto pero ya estabamos rodeados de ventisca y grandes copos que en 10 minutos han puesto todo blanco. A duras penas hemos encontrado las marcas de G.R.-10 para llegar al col de Leizarde (828m).

Aquí afortunadamente hemos cogido la pista de grava para bordear la cumbre de Munhoagain (924m), que se ha quedao pendiente porque en ese momento sólo queríamos bajar cuanto antes, y nos quedaban unas 2h.

Ha sido un nubarrón pasajero porque en el col d’Aharza (725m) ha dejado de nevar y se ha vuelto a despejar un poco permitiéndono observar todo blanco por encima de 750m, como si hubieran pintado todo con una enorme brocha.

Así que al darnos tregua pues hemos subido a Oilarandoi (933m) que tiene una capilla en la cima. Para bajar se suele hacer de frente por la loma Norte pero es empinada y estaba todo nevada, así que hemos descencido por la cara W. hasta coger un sendero que nos ha sacado a la borda del collado Norte. Para terminar de alegrar el día pues ha empezado a llover, vamos, un completo. Aquí ya hemos empezado a coger caminos tras pasar el prado y tras tocar de nuevo el G.R.-10, en una curva asfaltada, girando por nuevas pistas, que nos han llevado de vuelta hasta el coche por la loma de Sallaberri.

Anuncios

14/1/12. Costalera (1.234m), Ioar (1.417m), La Plana (1.338m).

Se ascendió desde Nazar (747m) a la bonita peña Costalera (1.234m), y como estaba previsto dado que el tiempo lo permitía se ascendió a otras cotas de la sierra de Codés.

Travesía circular realizada por Javier, Maribel, Jesús, Gorka, Iban, Enrique, Michel, Marta y Rafa.

Fotos: facebook

La subida inicial es la directa al collado entre Peña Gallet y Costalera, estando atentos a la salida de la senda en la pista que lleva al Portillo de Nazar. La senda ha sido recientemente desbrozada y está muy límpia aunque hoy no habían retirado las ramas del suelo todavía. Se han oido motosierras en otras partes de la sierra por lo que alguien está limpiando las sendas lo que se agradece mucho. En el collado hacemos primero Peña Gallet (1.158m) que queda a la derecha (E.) antes de atacar la bonita cresta de Costalera. Tras pasar por la cota oriental (1.190m), preciosa atalaya sobre la cresta, accedemos a la cima de Costalera (1.234m) tras una sencilla trepada (F.). La senda contornea ahora la cresta por unas repisas con algún destrepe antes de la chimenea que se trepa para acceder a la cresta de Costalera Occidental (1.224m) con buenas vistas. En el Portillo de Nazar (1.165m) nos ha entrado toda la niebla desde Kampezo aunque en la loma cerca de Peña Redonda (1.202m) ya se ha despejado definitivamente.

Tras almuerzo en el refugio del collado de la Plana decidimos las alternativas. Hagamos o no Ioar y La Plana, hay básicamente tres: volver al portillo de Nazar por la misma ruta, que es la más sencilla pero nos gusta menos por ser repetida, bajar al santuario de Codés y por la carretera ir a Otiñano, que no gusta por ser larga y tener asfalto, o bajar a Otiñano por las Peñas de malpika que sabemos que se baja aunque sin senda por una pedrera. Para que dé tiempo ya que hay alguno que no ha subido nunca a Ioar, se deja que el grupo vaya a Ioar mientras algunos se van ya a La Plana (1.338m) en cuya cima nos juntamos todos tras andar por su airosa pero sencilla cresta. Aquí nos vamos hacia las Peñas de Malpika creyendo es lo más corto, aunque viendo después que es un terreno que le ha costado bastante bajar a la gente, pues quizás las otras dos hubieran andado de horario similar pero más descansadas para las piernas. Lo curioso es que hay hitos y pintura azul hasta el collado anterior a las peñas. Aquí hemos seguido los hitos a la cima de Malpika (1.087m), un lugar especial con su airosa cima por encima de los peñascos y la cruz de los de Torralba del Río. El caso es que la pintura ni idea de pa donde iba y donde la perdimos (bastante antes de llegar a las dos peñas), con lo que retrocedemos para salir por la horcada con la peña de Malpika Occidental (1.105m) y bajamos por la canaleta sucia hasta las pedreras incómodas que preceden al bosque hasta salir a la pista y la carretera de Otiñano. Es una bajada un poco penosa pero así se puede completar la circular de todo el circo, ya que el menos yo conocía esta bajada de haberla hecho en una ocasión. Pienso que debe haber otra ruta con la misteriosa pintura azul que desapareció, quizás hacia la vertiente de Codés desde antes de las peñas (editado: tras ver las fotos que tengo desde el Ioar de otras excursiones se aprecia una senda que en efecto baja desde ese collado hacia una pista y que contornea por el Sur y S.E. las Peñas de Malpika). Después desde Otiñano por una pista parcelaria de hormigón y asfalto se vuelve a Nazar en menos de 25 minutos, completando así 7h de excursión realmente preciosa, por las airosas y elegantes cumbres de la sierra de Codés.

La comida con platos combinados rebosantes de colesterol en el Hotel Villa de Los Arcos ha sido la guinda del día y eso que eran las 15:45. Un sitio a tener en cuenta para los tachamontes de este grupo que bajan a estas horas tan tarde, aunque no parece que se vuelva pronto por estas zonas tan conocidas.