8/10/11. Almanzor (2.592m) y La Galana (2.578m)

Ascensión a las dos cumbres más emblemáticas de la sierra de Gredos por Pako, Maribel, Javier y un servidor.

Fotos: facebook

Daba un poco pereza  el viaje desde Pamplona de más de 5 horas pero llevábamos tanto tiempo con ganas de ir a Gredos, en mi caso volver, y no encontrando un puente para aligerar el viaje,… pues ya nos decidimos a ir viernes y volver domingo, lo cual es un poco paliza pero mereció la pena por otro día inolvidable de montaña.

Desde la Plataforma (1.800m) hasta la Laguna Grande hay poco misterio, ya que es un camino balizado con mucha gente. Ya en el refugio Elola (2.000m) es donde se quedan algunas personas y otros hacen alguna otra ascensión, pero la mayoría se dirijen al Almanzor por la ruta normal. Se inicia la canal que baja de la portilla bermeja, que la recuerdo bastante larga de cuando la hice con Ivan en invernal con dos piolets, cuerda, tornillos de hielo,… nada que ver con la pedregosa y cansina canal de ahora. Hay que estar atento para no acabar en la portilla bermeja ya que la ruta normal se vislumbra a la derecha tras rebasar un contrafuerte. Si hay gente no hay problema de orientación ya que varios ya están bajando de la cima. Es una larga rampa que lleva hacia la pirámide rocosa de la cumbre. Cerca del espolón cimero se aprecia a la izquierda la angosta entrada a la portilla del crampón, donde dicen en tiempos había un nevero perenne. Ahora en verano u otoño es raro encontrarlo, así que el nombre ya no es tan oportuno. En la horcada se ve la senda por las repisas que lleva a la cara posterior y la entrada a la chimenea terminal. La angostura es una forma muy elegante de entrar a la cima con dos cortas trepadas de II. Al no ser muy expuesto impresiona menos y para montañeros no es dificil, aunque hay personas menos expertas que realmente los ves sufrir bastante, e incluso lo dejan, al no estar aconstumbrados a estos terrenos. Muchos son muy admirables y tienen más merito que nosotros por el valor que le echan pero me hace pensar que un poco más de información ya debiera haber en el parque para evitar accidentes. Suele haber un poco de atasco eso sí. Salvo con nieve o lluvia no se precisa cuerda. En la cima había bastante viento pero se está poco rato, ya que realmente en el vértice lo justo caben 4 personas.

En la salida de la chimenea en lugar de volver por la subida nos vamos por la derecha siguiendo hitos para salir de la pared a otra angostura que desciende a la Portilla de los Cobardes, aunque realmente a pesar del nombre tampoco es que se lleve gran diferencia con la entrada de la portilla del crampón, sólo que quizás es menos empinada. Bordeando por debajo el Cuchillar de Ballesteros se llega al amplio collado del Venteadero, que hace honor a su nombre, y que nos aproxima a la bonita silueta de la Galana, que parece más empinada cuanto más cerca estás. Superando de frente los bloques se llega al descenso a la brecha característica. Aquí se dejan las mochilas y se destrepa a la izquierda por una evidente fisura, estrecha pero con buenos agarres (II-). De la brecha se trepa una placa sencilla algo lisa (I+) y luego unos bloques (II) para alcanzar la base del sombrero que parece cubrir la cima. Este gorro se ataca por la izquierda donde un hito marca pasar por una repisa muy aérea (I+), en la que hay buenos agarres en la pared y las fisuras. Girando a la derecha se alcanza el bloque cimero. La vista es excelente y la cumbre es menos frecuentada obviamente que su vecino del Sur, pero una cordada numerosa viene curiosamente haciendo la cresta desde el otro lado. Al bajar incluso nos topamos con otros 4 o 5. Por el tipo de mochilas desperdigadas por las repisas y la soltura del personal ya se ve que es una cumbre más selectiva que el Almanzor, por lo que aún siendo más expuesta, resulta una experiencia casi más satisfactoria. La bajada se hace desde el Venteadero a la base del Ameal de Pablo, ese pedazo de colmillo que nos hemos quedado con ganas de subir también, pero creemos que ya es suficiente para disfrutar lo que llevamos hecho. Se baja por la derecha pegados al Ameal siguiendo hitos por la canal de los geógrafos que acaba llevando de vuelta a la Laguna Grande y permite retornar a la Plataforma. A un ritmo normal nos costó unas 10h con paradas. Javier sacó aquí la botella de cava por lo que fue una celebración en toda regla de esta preciosa excursión.

La cena cerca del camping de Gredos, en Hoyos del Espino, fue también excelente ya que el chuletón de Avila es como para no perderselo. Más vale que llevamos el saco gordo pa dormir porque -2,5ºC marcaba a la mañanita.

Anuncios

2 comentarios en “8/10/11. Almanzor (2.592m) y La Galana (2.578m)

  1. Carmen

    ¡enhorabuena por esa “ascensión exprésssssss” !!!!! Eso en mi pueblo se llama “llegar, besar el santo y volverse”, jajajajaja

    1. sí, pero antes de volver había que comerse un chuletón de Avila, que no todo va a ser hacer monte, o sea que al santo aparte de besarlo había que ponerle la guinda pa pegarle un bocao,.je.je pero si que es express hacer 500km+otros 500km en 2 días y medio sólo pa hacer dos montes… total, sólo por trepar un montón de cascotes y pedruscos… si es que hay cada enfermo!!! pero que bonito ha sido, así da gusto ir a trabajar el lunes. gracias por la felicitación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s